Blog

Todo lo que necesitas saber sobre Invisalign

Invisalign es una las las Marcas de ortodoncia Invisible de las muchas que existen en el mercado. En este post te contamos las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros pacientes y que resolvemos en las cínicas dentales.

¿Qué es Invisalign?

Invisalign es una técnica de ortodoncia invisible que permite alinear los dientes y mejorar la sonrisa de los pacientes mediante el uso de alineadores transparentes. Estos están hechos de un fuerte material termoplástico y son fabricados de forma personalizada para cada uno de los pacientes con el objetivo de que los dientes adopten una posición correcta de manera progresiva. Los alineadores, al no ser un aparato fijo, se pueden retirar para comer y cepillar los dientes, por lo que son la técnica más higiénica de ortodoncia. Además, es un sistema bastante estético ya que son totalmente transparentes, casi nadie notará que los llevas puestos. 

¿Cómo funciona para alinear los dientes?

Los alineadores Invisalign mueven los dientes gracias a la aplicación precisa de un movimiento controlado del diente. Los alineadores necesitan ir acompañados de pequeños y discretos relieves de composite que se adhieren a determinados dientes, llamados ataches. Esto permite que el alineador se “agarre” mejor a la pieza dental para que el movimiento sea más efectivo.

Con esta técnica no solo se controla la cantidad de movimiento por alineador, sino también el tiempo en el que ocurre este movimiento. Por consiguiente, en cada etapa, solo se mueven ciertos dientes, según lo establecido por el doctor en el plan de tratamiento ortodóncico para esa etapa en concreto. De esto resulta un sistema eficiente de aplicación de fuerzas que mueve los dientes hacia la posición prescrita deseada.

¿Cuánto dura el tratamiento con Invisalign?

Para determinar la duración total del tratamiento con Invisalign, hay que conocer las distintas fases que conforman el tratamiento. La primera fase es el diagnóstico y valoración del paciente, y una vez decidida la ortodoncia, la ortodontista diseña el plan de tratamiento para que el paciente pueda comenzar el tratamiento lo antes posible.

El tiempo estimado de tratamiento con Invisalign depende de la posición de los dientes, de los movimientos correctivos a realizar y de la complejidad de la maloclusión a tratar. Finalizada la ortodoncia, llegan los refinamientos para perfeccionar los pequeños detalles e imperfecciones. Dependiendo del caso, esta fase puede alargar el tratamiento unos cuantos meses más.

Cuando conseguimos el resultado perfecto, empieza la fase de retención. Se conservan los resultados obtenidos con la ortodoncia, ya que los dientes tienden a volver a su posición original de forma natural, a través de retenedores de por vida.

Por tanto, la duración del tratamiento depende de la persona, pero aproximadamente una maloclusión leve puede ser corregida en 12 meses, mientras que una severa puede requerir 24 meses o, incluso, más.

¿En qué se diferencia Invisalign de los brackets tradicionales?

Tanto los brackets de siempre, como Invisalign, son perfectamente eficaces para cumplir con su cometido. En el caso de los brackets, a día de hoy siguen siendo un sistema de alineación dental imprescindible en cualquier clínica dental y además del tratamiento más recomendable para una gran variedad de pacientes. Mientras que Invisalign aporta numerosas comodidades en el día a día del paciente y sus férulas transparentes suponen un avance tecnológico extraordinario. 

La principal diferencia entre ambos es que Invisalign ofrece un mayor confort y bienestar al paciente durante el tratamiento, tanto a nivel de estética dental como por la posibilidad de retirar las férulas en momentos puntuales como es a la hora de comer. Además, puedes visualizar como va a quedar tu boca antes de empezar el tratamiento ya que el proceso del tratamiento es estudiado detalladamente antes de comenzar. Sin embargo, como se ha dicho anteriormente, la eficacia de ambos tratamientos es igual de alta y los resultados finales son prácticamente idénticos.

Por tanto, si tienes dudas a la hora de elegir el tratamiento de ortodoncia, debes tener en cuenta que van a influir distintos factores. En primer lugar, puede ser el precio, ya que Invisalign es un poco más caro que los brackets, además el problema bucodental que presenta el paciente, ya que un tratamiento puede estar mejor indicado para algún tipo de maloclusión dental o el tipo de vida que lleva, ya que no son las mismas comodidades. Es decir, alguien con una profesión donde tenga que interactuar con muchas personas y, por tanto, esté cara al público, debería elegir Invisalign. Sin embargo, alguien que lleva una vida más sedentaria y no le importa su estética durante la ortodoncia, debería llevar los brackets tradicionales. 

¿Cuánto tiempo hay que llevar Invisalign puesto cada día?

Cuando un paciente decide iniciar un tratamiento con Invisalign, es fundamental que esté concienciado con el tiempo que ha de llevarlo. Es decir, para que el tratamiento sea efectivo y consiga los resultados planificados, es imprescindible que la persona lleve los alineadores 22 horas al día.

Esto quiere decir que se deben llevar siempre y, por tanto, incluye dormir con ellos. Únicamente se deben retirar para comer y para cepillarse los dientes después de cada comida.

¿Se siente dolor con Invisalign?

Esta duda suele ser bastante frecuente, sin embargo, no tienes por qué preocuparte ya que podemos decir que Invisalign no duele. Pueden sentirse unas ligeras molestias que duran un par de días cada vez que te pones un nuevo juego de alineadores ya que las férulas se cambian cada 10 días aproximadamente, y que cada una de ellas es distinta a las anteriores, por lo que es normal sentir una sensación de presión con cada cambio de alineadores. Sin embargo, con el paso de los días, las molestias desaparecen y apenas te das cuenta de que llevas puestos los alineadores.

Por tanto, de los tratamientos de ortodoncia más utilizados actualmente (brackets metálicos, zafiro y linguales Incognito), Invisalign es el que menos molestias produce de todos. 

¿Cómo tengo que limpiar los alineadores?

La limpieza de cada uno de los alineadores nos ayuda a resguardar nuestra propia higiene bucal. Si los alineadores no se limpian correctamente, se favorecerá la acumulación de restos de alimentos en la boca y la aparición del mal aliento.

En primer lugar, tendremos que cepillarlos varias veces al día, es decir, cada vez que nos los quitemos y los introduzcamos en su caja. Esto se hará cuando nos retiremos los alineadores para comer o para limpiarnos los dientes, por ejemplo, y consistirá en limpiar la superficie de la férula con un cepillo, agua tibia y jabón.

En segundo lugar, será recomendable, además, diluir una pastilla especial para limpiar las prótesis dentales en un vaso con agua una o dos veces por semana. Este tipo de pastillas son comercializadas por diferentes marcas y están a la venta en farmacias. Su uso ayuda a mantener la limpieza de las férulas y a que no adquieran malos olores.

Es importante mencionar que no se debe utilizar ni pasta de dientes en sustitución del jabón ni enjuague bucal para sumergir Invisalign. Ya que, aunque sean adecuados para nuestra propia higiene, este tipo de productos daña el material con el que está fabricada la férula porque deterioran su superficie, volviéndola más opaca y visible a los ojos de los demás. Además de esto, algunas de las pastas de dientes tienen gránulos que pueden rallar los alineadores.

Compartir este post:
Esther GarcíaTodo lo que necesitas saber sobre Invisalign