Endodoncia

Endodoncia, tratamiento de la raíz y conductos del diente

Este tratamiento es conocido como ‘matar el nervio’. Consiste en la extirpación del paquete vasculo-nervioso que se encuentra en el interior del diente y es el causante del dolor dental.

¿En qué consiste una endodoncia?

Por medio de unos instrumentos especiales se limpia el interior del diente dejándolo libre de infección.

Cada diente tiene en su interior una red de vasos que se distribuyen dentro del diente formando una red de conductos. El tratamiento normalmente se lleva a cabo en una sola sesión.

Lo que se pretende conseguir con la endodoncia es limpiar cada conducto y dejar el diente apto para su posterior restauración.

Con este tratamiento conseguimos salvar los dientes, evitando su extracción, para que puedan seguir cumpliendo su función tanto estética como masticatoria. Además, es la única manera de salvar un diente.

¿Qué causa que el diente enferme?

La gran mayoría de veces las endodoncias se llevan a cabo por caries extensas, que alcanzan el nervio y se produce un fuerte dolor.

En otras ocasiones se realizan en dientes con afectación pulpar crónica, es decir, dientes en los que el nervio ya se ha perdido por una infección (necrosis) pero que no duele. En estos casos, a veces se produce una fístula, un pequeño bulto que sale de vez en cuando a unos 10 mm. por encima de la corona del diente afectado. Los golpes y las infecciones de encías también pueden suponer la necesidad de hacer una endodoncia.

Este tratamiento se puede hacer si existe un flemón, es más, es el tratamiento idóneo para resolver este problema, ya que los flemones se producen por la existencia de un proceso infeccioso en los tejidos que rodean el diente, en ocasiones debido a una enfermedad de la pulpa, y este tratamiento elimina la pulpa que está enferma y consigue la desinfección de los conductos del diente.

La endodoncia es la mejor alternativa, ya que la prioridad es intentar salvar los dientes naturales, aunque si no se puede se tendría que pasar a extraer la pieza y sustituirla por un implante con la correspondiente rehabilitación protética.

¿Cómo se fortalecen los dientes tras este tratamiento?

Un diente endodonciado sufre un debilitamiento que a medio o largo plazo puede inducir una fractura del diente. A esto hay que sumar la gran pérdida de estructura dentaria que se ha eliminado al limpiar la caries. Por eso, es recomendable colocar una corona de porcelana para fortalecer estos dientes y mantener su integridad a largo plazo.

Este procedimiento se hace bajo anestesia local, por lo que no es doloroso. Cabe la posibilidad de que cuando se pase el efecto anestésico aparezca algo de dolor y dure unos días, pero para ello te prescribiremos analgésicos con los que podrás recuperar tu ritmo de vida normal inmediatamente.

Diagnóstico
gratuito

Ven a vernos y te ofrecemos de forma gratuita estudio y diagnóstico con radiografía y/o escáner para conocer el estado de salud de tu boca y dientes

ATENCIÓN PERSONALIZADA

Pide tu cita

Déjanos tus datos y te llamamos para confirmar día y hora de la cita


    SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

    Nuestras últimas historias

    Regístrate para recibir nuestros consejos

    Recibe noticias saludables y soluciones a tus problemas de parte de nuestros expertos


      IGB DentalEndodoncia